Sueños amontonados

En un regla de proporción directa, vivo una vida de sueños acumulados, de atracones de pasión, de colapsos de realidades paralelas, cortantes y frías como el hielo.

Sueño con el norte y el sur, con la roca, con las pecas de mi cara multiplicándose en mi cara bajo los rayos del sol. Sueño con melodías flamencas que me abandonan en la calma de las nieblas. Sueño con tarareos del sur que elevan mis brazos, que mueven mis caderas.

Soñé con tranquilidad, soñé con aventura, y entre tanto sueño dejé de ser yo misma.

Soñé con ser madre, con enseñar pedacitos de libertad. Soñé con ser una mujer de las de verdad y tan solo me perdí en la eterna búsqueda alrededor de mis caderas.

Los meses de niebla bajan los sueños a la tierra, derrumban el vuelo de la mente, mantienen la tierra fría y ausente. Avanzando hacia la primavera hoy tan solo sueño en verano. Un poco de sol, para borrar el vacío de mi vientre, un poquito de sol para llenarme de pecas.

Quiero soñar con realidad, sentir mi piel entrelazada en el infinito de la hunanidad. Quiero soñar poquito, pero intenso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s